Wellman tiene las siguientes líneas de acción:



1) Wellman como contrapunto de un estilo de vida estresante y agitado.
La combinación de estrés, consumo de alcohol, hábito de fumar, falta de ejercicio físico y una dieta no balancedad pueden contribuir a deteriorar la salud.


2) El papel de Wellman en la nutrición para el deporte

Las deficiencias nutricionales pueden tener un efecto adverso en la velocidad, poder, energía o resistencia durante al actividad deportiva. El ejercicio aumenta la eliminación de ciertos minerales, que debe ser compensada con una ingesta de los mismos para lograr un desempeño físico óptimo.

3) Salud sexual y reproductora
Aproximadamente 1 de cada 6 parejas sufren de infertilidad, y la disfunción espermática es la causa de al menos 40% de los casos. Investigaciones muestran que el conteo espermático en el semen está cayendo, y esto puede ser consecuencia de una mala nutrición.

4) El papel del Wellman en la prevención del cáncer.
Todos los tipos de cáncer combinados cuentan con el 31% de las muertes masculinas antes de la edad de 64. Los hombres tienen el doble de posibilidades de sufrir cáncer de pulmón que las mujeres.

Existen tres grandes problemas asociados con la glándula prostática; puede infectarse o inflamarse en una afección conocida como prostatitis; puede aumentar su tamaño en la hiperplasia prostática benigna (HPB), lo que lleva a problemas sexuales y urinarios; y por último puede tener una transformación maligna evolucionando hacia el cancer.

Tres de cada cuatro hombres de 50 años o más, sufren en cierto grado de una inflamación de la glándula prostática que puede resultar en depresión; lo que causa problemas en las relaciones. De un grupo de 1000 pacientes portadores de prostatitis, el 25% habían experimentado problemas sexuales y eran en total sólo la mitad los que eran tan sexualmente activos como un grupo de control sano.

Los metabolitos de la vitamina D inducen la diferenciación y/o inhiben la proliferación celular de un número de tipos de células malignas y no malignas incluyendo las células del cáncer de próstata. (S. E. Blutt, et al, Proc Soc Exp Biol Med 1999 Jun; 221 (2):89-98).

Un estudio de control de caso de 526 casos de cáncer de próstata comparados con 536 controles encontró que el alto consumo de productos lácteos estaba asociado con un aumento en un 50% de riesgo de cáncer de próstata. (J. M. Chan, et al, Cancer Causes Control 1998 Dic; 9(6):559-66).

Altas ingestas de calcio y fósforo, mayoritariamente de productos lácteos, disminuyen los niveles circulantes de vitamina D, y los amino ácidos que contienen sulfuro de proteínas animales con bajo pH, que también suprimen la producción de vitamina D. (E. Giovannucci, Cancer Causes Control 1998 Dic; 9(6):567-82).

La vitamina C también ha demostrado en muchos estudios que inhiben el crecimiento de tumores en la próstata en forma dependiente de la dosis y del tiempo. Los estudios de un estudio reciente en los efectos de la vitamina C concluyeron que el “ascorbato (vitamina C) es un potente agente anticancerígeno para las células del cáncer de próstata”. (M. Menon, et al, Cancer Biochem Biophys 1998 Jun; 16(1-2):17-30).

Dietas altas en grasa pueden acelerar el crecimiento de ciertas células de cáncer de próstata. Mientras que ratones alimentados con una dieta alta de grasas (40.5% kcal de grasa) mostraron un aumento en las tasas de crecimiento de tumores, el suplemento con vitamina E redujo las tasas de crecimiento hasta ser estadísticamente indistinguibles de aquellas de los ratones alimentados con una dieta baja en grasas) 21.2 % kcal de grasa). (N. Fleshner, et al, J Urol 1999 May; 161(5):1651-4).

En un estudio de 974 hombres con historia de cáncer de piel aleatorizados para recibir o 200 mcg de selenio o placebo por un promedio de 4.5 años, controlados por un promedio de 6.5 años, el tratamiento con selenio estuvo asociado con una reducción de un 63% en el punto final secundario del cáncer de próstata. (L. C. Clark, et al, Br J Urol 1998 May; 81(5):730-4).

En un estudio doble ciego, al azar de 1.312 pacientes con una historia de cáncer de piel, recibiendo diariamente ya sea levadura enriquecida con selenio (con 200 mcg de selenio) o una levadura placebo baja en selenio, durante 7-10 años, el tratamiento estuvo asociado con una reducción en la incidencia de cáncer de próstata y total. (G. F. Combs, et al, Med Klin 1997 Set 15; 92 Suppl 3:42-5).

Click para ampliar Ampliar información